¿Para qué ha sido creado el hombre?

Dios habla en el silencio
Retiros Espirituales Ignacianos

El hombre es creado para alabar, servir, y hacer reverencia a Dios nuestro Señor, y mediante esto salvar su alma.

La Unión del Apostolado Católico te invita a vivir un encuentro personal con Dios, a través del silencio y la meditación.

Los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola son una oportunidad para conocerse así mismo y construir una relación estrecha con El Señor.

Ver más >>

¿Deseas participar?

¡Recuerda! Al diligenciar este formulario NO estás realizando un proceso de registro definitivo, el proceso de registro requiere de pasos adicionales que te iremos indicando cuando recibamos tus datos iniciales.

Estructura y método de los ejercicios

Los Ejercicios espirituales están divididos en cuatro semanas en las que se guarda silencio para impulsar un ambiente de oración. Cada semana se centra en un aspecto diferente.

Primera Semana

En esta semana se contempla la Creación como una obra de Dios realizada por amor.

Segunda Semana

Se contempla la historia de Salvación y el Nacimiento de Cristo.

Tercera Semana

Se centra en los pasajes del Evangelio correspondientes a la Pasión de Jesús.

Cuarta Semana

Pasajes de la vida de Jesús en el Evangelio para meditar a voluntad del ejercitante.

¿Quien fué San Ignacio de Loyola?

Fue un hombre apasionado y emprendedor que estaba a las órdenes del Rey para defender su territorio. Su vida tomó un giro cuando, al ser herido por una bala de cañón que rompió su pierna, experimentó sentimientos distintos al pensar seguir su vida de caballero y en imitar a los santos.

Metodología

Los ejercicios fueron planteados para realizarse en un lugar de retiro apartado.
Instrucciones diarias

Incluyen diferentes conferencias acerca de la naturaleza del mundo, psicología humana como la interpretaba Ignacio y la relación del hombre con Dios.

Una característica importante

Guardar silencio durante todo el tiempo, exceptuando los momentos en que se discute reflexiones acerca de una conferencia o algún texto bíblico.

Obtenga respuestas a preguntas comunes sobre nosotros

¿Qué son los ejercicios espirituales Ignacianos?

Los ejercicios espirituales nacen de la experiencia personal de San Ignacio de Loyola, peregrino en búsqueda de la voluntad de Dios.

Puso por escrito algunas de las cosas que le habían ayudado personalmente, para poder así ayudar a otros. Por eso los ejercicios son también un libro escrito en un estilo conciso, dirigido sobre todo a quien los da. Tienen mucho de método y de pedagogía.

Desde hace cinco siglos han sido un modo de ayudar al encuentro con Dios en la propia vida, en el camino único e irrepetible de cada persona. Por eso los ejercicios acaban siendo una experiencia que marca un antes y un después en quien los hace.

¿Para qué sirven?

Los ejercicios espirituales se hacen para tomarse el Evangelio de Jesucristo en serio.

Para romper las ataduras interiores que nos impiden ser verdaderamente libres para amar.

Para descubrir el verdadero rostro de Dios, el que nos enseña Jesús.

Para percibir el modo concreto en que Dios nos invita a amar y servir.

Para no contentarnos con una vida mediocre, a medio gas, y llenarla de todo el sentido. Para ir más allá de las ideologías, de las buenas intenciones, de las emociones pasajeras y saborear una verdad gozosa que permanece…

¿Para quién?

Son para gente capaz de poner en juego lo que tiene para perseguir lo que ama, con un talante emprendedor y arriesgado en correspondencia con una apuesta existencial de gran calado.

Gente sedienta de conversión profunda porque sabe que necesita algo más y algo distinto, o está atravesada por la búsqueda y el anhelo de lo que Jesucristo promete.

Los Ejercicios requieren de la persona cierta estabilidad emocional, compromiso para mantener los tiempos de oración personal y capacidad para  interiorización.

¿En que consisten los retiros espirituales Ignacianos?

Los Ejercicios son moldeables como la arcilla, se acomodan a quien los hace, a lo que busca y necesita. Por eso existen varias modalidades: en retiro y en la vida diaria, con acompañamiento personal o grupal, online o presencial. Los procesos pueden durar desde unos días hasta un mes en silencio, o varios años en la vida cotidiana.

Siempre hace falta reservar un tiempo para la oración personal, para la intimidad con Dios, con la ayuda de las orientaciones que proporciona la persona que los da. Reposar las experiencias vividas, examinarlas para descubrir su significado más profundo.

El acompañamiento personal ayuda a orientar el proceso, descubrir la voluntad de Dios en la propia vida, animar y fortalecer al compromiso.

¿Qué debo de llevar al retiro?

  • Libreta de apuntes
  • Lapiz ó Lapicero
  • Biblia Católica
  • Productos de aseo personal
  • Prepare su vestimenta apropiadamente para clima frío

¿Cómo separar cupo para el retiro?

Antes que nada, debe de contactarnos ó escribirnos al whatsapp (+ 57) 322 730 70 52 ó al correo electrónico info@retirosespirituales.org y solicitar información sobre disponibilidad de cupos, después de ello puede realizar el pago de este y enviarnos su comprobante de pago.

Meditación cristiana

La oración es el alimento que todo Cristiano debe buscar; sin importar las circunstancias, el hombre debe elevar su entendimiento hacia la trascendencia Divina y llevar su corazón ante la presencia de su Creador y Señor.
Hallar a Dios en todas las cosas - San Ignacio de Loyola"
San Ignacio de Loyola – “Hallar a Dios en todas las cosas”

Cada 31 de Julio la Iglesia Católica celebra la memoria de San Ignacio de Loyola, uno de los hombres más […]

La Casa y sus Cimientos

Esta noche me encuentro dispuesta a acostarme, desde mi cuarto siento el ruido que hace afuera la fuerte lluvia; mi […]

¿Quién es Dios para mí?

Empiezo a vivir la segunda semana de Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola y esta meditación empieza con una [...]

Contáctenos

Registraté para recibir información adicional del retiro